Enrédate


Convivencia de jóvenes en Cuba

lunes, 25 de junio de 2012 | Hay 0 comentarios

                 Es bueno entrar en la aventura de la vida de manos unidas, que nadie se quede perdido en el camino, compartir los sueños, las alegrías, las esperanzas y las grandes penas del mundo; pero también es bueno dejarse guiar por la presencia del Espíritu.


Una gran mujer, madre Teresa de Calcuta, dijo una vez que la vida es un misterio y debemos descubrirlo; por eso en Cuba, una islita del Caribe, el grupo juvenil de la capilla ``Jesús Obrero`` decidió ir, dos días 15 y 16 de Junio, de convivencia junto a dos jóvenes de Alamar, un municipio de Habana del Este, que pertenecen a otra comunidad. La convivencia fue en ``Las Marianitas``, una pequeña finca ubicada en las afueras de la ciudad, lejos del ruido de los autos y del timbre del teléfono, un lugar donde el aire es puro, en el que podemos maravillarnos con la asombrosa obra de la creación y en donde el silencio llega a ser una experiencia única cuando queremos encontrarnos con el Señor.


Esta experiencia ha sido muy buena, y aunque llevamos tiempo trabajando como grupo, el convivir y el compartir en la fe y la oración, nos ha ayudado a ser mejores cristianos.


Todos íbamos con muchas expectativas, algunos de nosotros con muchas dudas, ya que llevan poco tiempo en la iglesia y no comprenden bien nuestra necesidad de Dios, por eso fue de mucha ayuda que un seminarista, joven como nosotros, participara en la convivencia, que guiara un poco los encuentros y compartiera sus experiencias, sobre todo las que lo ayudaron a conocer a Jesús.


Comenzamos el encuentro con una oración, para agradecerle a Dios que pudiéramos estar juntos a pesar de que algunos tenían trabajo, exámenes finales y hasta un bebé que cuidar. Después de la oración hicimos una dinámica de integración para conocer a los de la otra comunidad y que ellos nos conocieran también; reímos mucho, contamos las cosas que nos gustan hacer y las que nos desagradan, a qué nos dedicábamos en la vida y qué esperábamos de ella. En la noche vimos una película excelente titulada ``El guardián``, esta fue del agrado de todos por las buenas interpretaciones de los actores y por los innumerables valores que se veían reflejados. La película trataba sobre las personas que arriesgan sus vidas diariamente en las brigadas de búsqueda y salvamento en el mar y de cómo muchas veces en nuestras vidas cuando queremos hacer el bien tenemos que renunciar a muchas cosas importantes y a veces con nuestra ausencia, por estar tan inmersos en el trabajo diario, afectamos a nuestros seres queridos. También vimos en el final de la película cuando muere el protagonista, que cuando llevamos una vida llena de pasión, sirviendo a los demás, nos mantendremos vivos en la esperanza de todas las personas que crean en la existencia de personas buenas con deseos de dar sus vidas a cambio de nada, y no solo esto sino también su tiempo cuando lo pudieran estar empleando estudiando o divirtiéndose con los amigos.


En la mañana del sábado tuvimos varios tiempos en los que debatimos en grupo temas tan complejos y preguntas hechas por la humanidad a través de los tiempos como son ¿Quién soy? Y ¿de dónde vengo?, las cuales no pudimos responder con certeza al igual que los grandes filósofos, pero sí pudimos descubrir que estamos en una constante búsqueda y que el camino es Jesús. Luego de este intercambio, nos dividimos en grupos y nos planteamos una pregunta ¿Cómo vemos a DIOS? , para debatirla desde ángulos diferentes, por ejemplo, como es visto en nuestro país, en el Antiguo Testamento y en las diferentes religiones. Nos fue de mucha ayuda este tiempo y sobre todo compartir lo que habíamos analizado. Mientras compartíamos desde el punto de vista de cada cual cómo veíamos a Dios, hallamos que todos lo veíamos de un modo diferente porque hay muchas formas de verlo, esto me recordó una frase de madre Teresa ``si buscas a Dios y no sabes por dónde empezar, aprende a orar y tomate la molestia de orar todos los días``.


Después de almorzar y de un rato de descanso tuvimos una dinámica que fue la que más nos gustó, hicimos un juicio debido a la crisis de valores que hay en nuestro país, una parte del grupo defendía estos valores y la otra ponía las causas por las cuales podíamos afirmar que se había perdido un valor. Cuando llevábamos un rato acusando a los medios de comunicación, a la economía y a los dirigentes de diferentes sectores, los del bando de los anti valores pensaban que habían ganado la batalla, y fue entonces que alguien del lado de los que defendían los valores mencionó a la esperanza frente a la que el otro bando quedó rendido, ya que ante esa espera, ese creer hasta en las situaciones más adversas de la vida, es lo que nos mantiene con fortaleza y constancia en la aventura de la vida y que nosotros los cristianos unimos al amor infinito a Dios llamamos fe, nos hace inquebrantables.


Sería muy bueno que todos los jóvenes cristianos en su caminar descubrieran lo hermoso de buscar en grupo y construir la iglesia del futuro sobre las bases firmes del amor y los valores.

Yarelys Sánchez
(Estudiante cuarto de Medicina)


 


Logotipo Oficina de Internet
teléfono: 91 598 79 73
Contacta con nosotras